Seguimos siendo pueblo… Esto no ha hecho más que empezar

Saludos compañer@s,

El pasado jueves 31 de julio, tras 49 días, clausuramos la Exposición “Monte de Estepar”, sin ninguna duda, la muestra más ambiciosa , compleja, colaborativa y apasionada en la que nos hemos embarcado en los 13 años de la intensa programación y recorrido de Espacio Tangente.
Espacio Tangente lleva trabajando desde finales del pasado año y fue conformando esa idea inicial planteada, necesaria y urgente, y que confiábamos en que supondría la iniciativa que prendería la llama de la activación y confluencia de tantas y diversas energías, fuerzas, ganas y empeño en comenzar a recuperar y desenterrar entre tod@s una primera parte de tanta y tan cercana dignidad arrebatada y ocultada infamemente, durante tanto tiempo.
Así ha sido, al margen del arduo trabajo inicial de coordinación, sustentado desde los tres pilares organizativos: Espacio Tangente la Coordinadora por la Recuperación de la Memoria Histórica de Burgos y la Plataforma de Artistas Antifascistas, la agitada movilización de artistas, colaborador@s, amig@s, camaradas y publico en general, estos 49 días, han supuesto una altruista unión de sinergias mucho mayor y productiva de lo que nos esperábamos.
El goteo (cual nombre de la plataforma digital que gestiona el micromecenazgo) constante de aportaciones, interés, expectación y difusión de la iniciativa por parte, como siempre de las fuerzas mas cercanas en sensibilización de base, ha ido in crescendo hasta alcanzar y superar con creces los objetivos planteados, a pesar, también como siempre, de la indiferencia, cuando no, de invisibilización de quienes desde la su sumisión a los poderes, ven dibujada una amenaza que hace peligrar sus intereses, en el objetivo de recuperar nuestra historia, nuestra lucha y nuestra dignidad.
Una vez más se ha demostrado que seguimos siendo pueblo y lucharemos por dignificar su nombre.
El admirable trabajo, ya en el terreno, que, de sol a sol y codo a codo, han mantenido l@s voluntari@s coordinados por Juan Montero y Francisco Etxeberría de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, durante estas últimas e intensas semanas, ha logrado desenterrar, no solo los primeros 70 cuerpos de nuestros más honrados y nobles antecesores, familiares y camaradas asesinados en el Monte de Estepar, sino el sonrojo de tanta ignominia.
Gracias a tod@s por creer en nuestras propias fuerzas y unirlas, en una causa tan imprescindible y necesaria en estos tiempos de tan insoportable simulación.
Gracias por estar, ser, sentir y visiblizar tantos sentimientos enterrados.
En la memoria colectiva de nuestro contexto más cercano, estos 49 días, han supuesto un antes y un después, especialmente un después por el que continuaremos luchando entre tod@s .
El pasado jueves 31 de julio a partir de las 19.30 h, nos convocamos en Espacio Tangente, tod@s los que pudimos y nos sentimos implicad@s, de nuevo para informar de los trabajos de exhumación y los objetivos a corto y largo plazo que se han abierto en el proyecto; charlamos, mostramos y compartimos imágenes, anécdotas, sabores y sin sabores de este empeño, logrado en su primera fase… y antes dimos el último recorrido guiado por la Exposición, junto a algun@s de los artistas que han participado, y que ha supuesto la parte visible de ese iceberg de conjunción de fuerzas que ha levantado esta iniciativa.
Nos esperamos, pues, para lo dicho, lo que diremos y lo que nos queda por decir, para celebrar que por fin podemos desenterrar parte del olvido y empezar a dotar de algo más de cierto sentido a nuestros contextos cercanos, al verdadero significado de las grandes palabras, que como un eco vacío, nos rodean:… dignidad, democracia, apoyo mutuo, lucha colectiva… y otras tantas que nos quedan por ir recuperando.
Esto no ha hecho más que empezar.
Seguimos con la campaña de goteo, en la que ya hemos superado el óptimo gracias a tanta gente implicada: http://goteo.org/project/monte-de-estepar

Un abrazo
Espacio Tangente

Traemos aquí este comunicado de la CNT (Burgos) sobre las exhumaciones de Monte de Estépar que la Plataforma de Artistas Antifascistas comparte.

 

Exhumaciones en el monte de Estepar

CNT (Burgos)

El Ocultamiento ha sido una herramienta que el totalitarismo utilizó para perpetuar su régimen de terror, de injusticia, de desigualdad. 

Ocultando los cuerpos de sus víctimas, con la esperanza de enterrar junto con ellos, las ideas de justicia social  que les acompañaban en su vida y por las que luchaban.

Y así durante décadas pudieron mantener oculta la base, repleta de cadáveres, cárceles y miedo, sobre la que se asentaba su sistema tiránico. 

Tras la larga noche franquista en la que todo se ocultó, llega otra etapa en la que muchas personas pusieron su esperanza: esperanza de poder saber la verdad; esperanza de conocer, al fin, el paradero de familiares represaliados; esperanza en la justicia para depurar responsabilidades por el genocidio sufrido.

Esperanzas todas ellas que si han pervivido durante todos estos años; si se han  seguido alimentando, no ha sido precisamente por el apoyo que desde la estructura estatal se haya prestado. Nosotros no esperábamos otra cosa: La etapa post franquista se ha convertido en otra larga noche, que como aquella, sigue asentándose encima de los muertos, el olvido, la injusticia y la desigualdad económica y social.

 

Ya desde el inicio, en la transición a esta nueva “tiranía democrática”, con la Ley de Amnistía de 1977 y con el beneplácito de los firmantes del pacto de la Moncloa, se acordó el olvido, el silencio y la impunidad, echando una capa de desmemoria sobre las fosas y sus obligados moradores, para de este modo, decían, asentar la democracia que hoy padecemos. Así, continuaron en sus puestos los mismos políticos del anterior Régimen, los mismos carceleros y torturadores, los mismos jueces. No podemos pasar por alto la responsabilidad que tuvo en todo ello gran parte de la izquierda política y sindical, adoptando una postura desleal para con las decenas de miles de víctimas, para con los desaparecidos, para con los encarcelados.

Afortunadamente, gracias al arrojo y tesón de familiares, personas sensibilizadas, colectivos y organizaciones, se va recuperando la memoria perdida de las víctimas, su historia, las ideas por las que murieron…

Es precisamente el terreno de las ideas el que deja claro que la recuperación de la Memoria Histórica no solo depende de la voluntad de las familias de sangre. Si las víctimas del franquismo fueron ejecutadas, encarceladas o expoliadas, lo fueron (al menos la mayoría) precisamente por profesar determinadas ideas y aspiraciones y por pertenecer a las organizaciones que representaban esas ideas y aspiraciones. Por esta razón, desde la CNT, que en su día fue capaz de dar forma y canalizar las ansias de libertad e igualdad de gran parte de la clase trabajadora, consideramos a nuestros militantes represaliados como una familia ideológica la que no podemos olvidar, pues ellos pusieron su tiempo, su energía y su esfuerzo para conseguir el respeto y la dignidad de la clase trabajadora, avanzando y llegando a palpar la transformación social que anhelaban, pagando por ello con la cárcel, la represión y la muerte.

Por eso, el homenaje que debemos tributarles no debe limitarse a recuperar sus restos (aun siendo esto un acto de justicia),  su vida o su historia individual y colectiva. El homenaje tiene que pasar también por exigir la responsabilidad del Estado en estos crímenes; por exigir la derogación de la Ley de Amnistía que ha permitido y sigue permitiendo que los verdugos de los años 30, 40, 50, 60 y 70 queden impunes de sus crímenes.

Y por supuesto, el homenaje también debe continuar en la lucha diaria para lograr lo que nuestra familia ideológica inició: autorganización popular, solidaridad entre la clase trabajadora que hoy como ayer sigue explotada, apoyo mutuo, cultura libre… teniendo siempre presente el objetivo final del cambio social.

Por último, queremos recordar a algunos de nuestros compañeros que tal vez se encuentren entre los restos hallados en estas fosas:

GERARDO ÁLVAREZ ARNÁIZ, jornalero de Burgos, asesinado a los 32 años

RAFAEL ELVIRA ALONSO, jornalero de Burgos, asesinado a los 24 años, junto con s hermano PRUDENCIO ELVIRA ALONSO

HERMÓGENES GARCÍA MARTÍN, obrero de Burgos, asesinado con 29 años

AGAPITO GARCÍA MORENO, panadero de Burgos, asesinado a los 30 años

LUIS GARCÍA AZANZA, mecánico de Burgos, asesinado a los 41 años. Tambien matarona su hermano GERARDO

DALMACIO GONZÁLEZ BARBERO, agostero de santa María Ananuñez, asesinado a los 49 años

MODESTO GUTIÉRREZ DIEZ, hortelano de Castrojeriz, asesinado a los 40 años

SERGIO GUTIÉRREZ DIEZ, jornalero de Castrojeriz, asesinado a los 29 años

NICOLÁS NEIRA FERNÁNDEZ, ferroviario de Burgos, asesinado a los 25 años

FULGENCIO PAMPLIEGA MARTÍN, barbero de Burgos, asesinado a los 28 años

ESTEBAN VALENCIA LINAJE, jornalero de Burgos, asesinado a los 43 años

NICOLÁS GARCÍA MARINA

SECUNDINO GUTIÉRREZ PÉREZ, cantero de Burgos, asesinado con 32 años

JULIO DIEZ RODRÍGUEZ, campesino de Castrojeriz

 

Y otros sin determinar…

10544418_1453875424873479_7227463812214147602_n

A falta de 3 días para cerrar la primera ronda de financiación acabamos de alcanzar el mínimo (10.850 euros), lo cual nos procura una segunda ronda para alcanzar la cifra óptima (13.850 euros)

Muchas gracias a todos los co-financiadores que haceis posible la apertura de la fosa de Monte de Estépar.

Ahora a por el óptimo

http://goteo.org/project/monte-de-estepar/

Fernando_Baena

Más de 300
Instalación sonora

El título hace referencia al número estimado de enterrados en las fosas de Estépar. La obra dura seis horas. Cada uno de los más de 300 disparos que se escuchan durante este tiempo es diferente a los demás por las condiciones acústicas y el tipo de arma empleada. Los intervalos de tiempo entre cada disparo es irregular de manera que el suceso sea imprevisible para el espectador.

Ejemplar en DVD con su pieza de audio “Más de 300” firmado y numerado (http://montedeestepar.org/) + Póster + Mención

Consíguelo por 55 euros

http://goteo.org/project/monte-de-estepar